_XUB0439Desde bien pequeña he hecho preguntas incómodas y he querido hacer aquellas cosas que otros niños de mi edad no pedían y que además, por edad, no me tocaba hacer.

Vamos, lo que viene a ser una niña complicada.

Todo lo cuestionaba y siempre quería saber el “por qué” de todo.

Había muchas cosas que en mi mente de personita pequeña no encajaban.

Quería que todo el mundo estuviera siempre contento, pasándolo bien, que no hubiera gente en la calle pidiendo y sin casa, que mis padres no fueran a trabajar ni yo al colegio, que me explicaran las matemáticas de otra forma para que me resultaran más fáciles de entender, que me dejaran hacer las cosas a mi manera, que mis padres aprendieran a generar más dinero para dejar de escuchar “cariño, este mes no podemos…”, que a mi padre no le doliera la cabeza cuando llegaba a casa agotado mentalmente de trabajar en un banco y a mi madre no le doliera el corazón cuando le hacían o decían algo que según ella la había herido, que no salieran noticias de desgracias en la televisión, que mis amigos no estuvieran tristes porque sus padres se habían separado, que sus padres no estuvieran enfadados por sentirse fracasados…

Resumiendo, infinidad de cosas.

Mi constante curiosidad se enfocaba en averiguar por qué muchas personas parecían ser infelices.

Fui creciendo y entendiendo que mis padres no tenían las respuestas.

Así que empecé a buscarlas fuera de casa sin demasiado éxito.

Quizás no estaba aún preparada para saber más.

Acabé mis estudios de B.U.P y C.O.U. y decidí dejar de estudiar y entrar en el mundo laboral ya que lo que deseaba cursar no podíamos permitírnoslo. No había escuelas públicas en Barcelona de TEAT (Técnico en Empresas y Actividades Turísticas).

Pasé por varios empleos, desde frutera con 18 años (3 meses) hasta Agente Comercial de Tecnología (Hardware y Software) para Grandes Empresas.

Siempre combiné sentir la seguridad de tener un sueldo a fin de mes con gozar de la libertad de hacer algo creativo que me generar ingresos extras.

Durante años tuve un trabajo fijo y un acuerdo con diferentes Empresas de Fotografía para eventos sociales con las que colaboraba con fotógrafa.

Llegó la crisis y con ella mi primer y único despido.

Fue entonces cuando prometí que esa iba a ser la primera y la última vez que me echaban de un trabajo.

Fue trágico para mí puesto que tenía 2 hipotecas y en ambas me habían avalado mis padres con su piso.
Tras años de desesperación al final resolvimos el tema no sin antes pagar la factura: 20 quilos de más en mi cuerpo y una situación económica desastrosa.

Además, debido a la situación, mi salud mental se vió gravemente afectada y en consecuencia mi salud física.

Pedía ayuda a un psiquiatra para poder hacer frente a todo lo que me venía (ya que mantuve durante un año mi problema en secreto para no hacer sufrir a mis padres) y me recetó ansiolíticos y antidepresivos.

Los tomé 2 meses hasta que decidí que me negaba a tomarlos mientras durara el proceso judicial, ya que no sabía si serían meses, años o incluso décadas.

En ese momento tomé consciencia de que otra forma de resolver los problemas era posible.

Saqué fuerzas de mi interior y comencé a buscar alternativas.

También descubrí que la salud es nuestro bien más preciado puesto que no tiene precio y comencé a interesarme por todo lo que tiene que ver con la prevención de enfermedades, con el bienestar y con la alimentación consciente y responsable.

También en esa época conocí el maltrato que reciben los animales para poder alimentar a millones de personas en el mundo diariamente y tomé la decisión de no participar de semejante atrocidad.

Comencé dejando las carnes y aves y hoy en día estoy en proceso de llegar a ser vegana.

Años antes había comenzado mi proceso de desarrollo personal y de crecimiento espiritual pero fue en esta última época cuando se aceleró.

Comencé a practicar Visualización Creativa para resolver la venta de mi piso antes de un posible embargo y lo logré.

Lo mismo hice con el apartamento, y también lo logré.

Incorporé el hábito de pedir cada noche al Universo, Dios, Energía Superior (cada cual que lo llame como se sienta más cómodo) soluciones y oportunidades para mejorar mi situación tanto económica como física y mental y pronto comenzaron a llegar respuestas.

Primero descubrí la Industria del Network Marketing, con la cual deseo y espero generar los ingresos residuales adecuados para disfrutar del estilo de vida que quiero y me merezco.

Seguidamente llegaron el Marketing on line y las Redes Sociales.

Ambos me cautivaron desde el principio por el potencial que aportaban al mundo de la Comunicación y del Información en general.

Después comenzaron a llegar a mi vida diferentes Coaches a los que estoy muy agradecida por su contribución a la mejora de mi persona.

Conocí los conceptos Educación Financiera y Libertad Económica, los cuales me resultaron muy curiosos y rápidamente los relacioné con las preguntas incómodas de mi infancia.

Comenzaron a aparecer más y más personas interesantes, técnicas, herramientas, estrategias…y todas ellas me resultaron imprescindibles para mi proceso de mejora continua.

Decidí entonces emprender en Redes de Distribución por la oportunidad real de libertad financiera que ofrecían y aprender así una nueva y aún muy desconocida para muchos profesión.

El hecho de sentirme empresaria me gustó hasta el punto de animarme a crear además mi propio negocio de fotografía.

Más tarde fundé con el hombre de  mis vidas otra empresa de servicios financieros.

Hoy en día sigo desarrollando redes a nivel internacional y gestionando mis empresas tradicionales con la ayuda de mis colaboradores: grandes personas y excelentes profesionales.

Si habéis llegado hasta aquí seguramente os estaréis preguntando “¿por qué me cuenta todo esto?”.
Es muy sencillo.

En este Blog voy a compartiros todo aquello que he aprendido, que me ha sido útil, que me ha ayudado a ser mejor persona, más feliz, a encontrar mi pareja ideal, a ser más comprensiva y amorosa con los demás, a relativizar el espacio y el tiempo, a valorar más lo que tengo y obviar lo que aún me falta, a cuidar más de mis amigos, a aprender a ser mi propia jefa, a convertirme en una autodidacta, a manejar mi economía, a entender a mi cuerpo y a mi alma, a conectarme con todo y con todos, a valorar y respetar el planeta y al Universo.

En fin, a crecer profesional, personal, económica y espiritualmente.

Si yo lo estoy consiguiendo, tú también puedes.

Agradeceré vuestros comentarios en los artículos. Serán un material muy valioso porque me ayudarán y motivarán a seguir mejorando.

De antemano, os digo Gracias, Gracias, Gracias.

3 commentarios

Carmen · 14 enero, 2016 a las 10:42

Hola Emma! Soy Carmen, una antigua amiga se muestra juventud… Después de muchísimos años sin vernos, la vida nos reencontró de la manera mas causalidad!!! Nos hermanas me regalaron un reportaje de fotografía y ahí el universo hizo que volvieramos a saber un poquito la una de la otra. Me hizo mucha ilusión!!! Grácias a las redes sociales he ido sabiendo de ti, y quiero que sepas que me siento muy identificada contigo. Hace 2 años encontré en mi camino con una gran persona que me hizo despertar y desde entonces día a día en el aquí y ahora, avanzo en todos los aspectos. Aprovecho esta ocasión para agradecerte tu transparencia y hacernos llegar esa información que es tan valiosa. A mi personalmente me sirve de mucho… Hace tiempo que me apetecía hacértelo llegar y qué mejor momento. Me alegro muchísimo saber que vas por bien camino. Te deseo desde lo más profundo todo lo mejor bonita!!!

    Emma Valera · 15 enero, 2016 a las 12:19

    Hola cariño! Ya me acuerdo de ti. Eres inolvidable. Un encanto de persona. Me hace mucha ilusión que te sientas identificada porque ese es precisamente el objetivo. Tengo que modificar algunas cosas aún del Blog pero tenía prisa por contar mi evolución y poder inspirar a otros a despertar. Cada vez somos más puntos de luz recién encendidos. Pienso que si nos unimos y compartimos experiencias pasaremos de ser luz dispesa como un fluorescente a un gran láser potente que despierte rápida y efectivamente a otras personas que quieren despertar y no saben aún cómo. Mil gracias por tu comentario. Me anima a seguir haciendo lo que había planeado. Un abrazo guapísima!!!

Jose Luis Munoz · 27 enero, 2016 a las 18:42

Admiro a personas Como tu que si interesan
En elevar las vidas de Los demas
Me identifico contigo
Bendiciones!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *